white and black paper cup with brown pasta

Si bien el aspecto sanitario de la enfermedad está dando un golpe enorme, llevándose millones de vidas en el mundo, la parte económica es un aspecto que preocupó, pero sobre todo todavía quita al sueño a más de un gobierno.

Con caídas en promedio de más del 9% del Producto Bruto Interno (PBI) en América Latina y en Paraguay algo más moderada, los comerciantes necesitaron tanto de la ayuda del Estado, así como de nuevas formas de venta para salir adelante. Es que en términos reales, el consumo se vio tremendamente afectado por la pandemia, en particular en los primeros momentos de la cuarentena, en los que las personas debieron quedarse en sus hogares a rajatabla.

Esto significó una enorme caída de ventas para más de un local, que tuvieron que salir en la mayoría de los casos de improvisto a buscar un nuevo método de venta que los sacara de este gran apuro en el que estaban y muchos todavía están. Y la respuesta fue el delivery, un sistema de venta en impresionante demanda en los primeros momentos de la pandemia y que ahora se alza como una de los rubros que más facturan en el mundo.

Algunas de las empresas que más facturaron a nivel mundial incluyen claramente aquellas que realizan delivery o entregas, como el gigante UPS de los Estados Unidos, que para finales de 2020 llegó a valer más de 29.300 millones de dólares. Esta cifra, pocas veces vista en la historia de las entregas, tiene que ver principalmente con la necesidad de la humanidad de conseguir lo que necesitan sin moverse.

El crecimiento en Paraguay

Claro que nuestro país no fue inmune a los problemas económicos que enfrenta la mayoría de América Latina, aunque si bien la caída del PBI resultó ser mucho menor a la anticipada, fue una caída de todas formas. Muchos restaurantes y comercios por igual lograron adaptarse a tener que tener sus puertas cerradas, brindando la posibilidad que las personas consigan lo que necesitan a través del delivery.

Tanto es así que ahora se puede encontrar desde empanadas, hasta las bebidas a través de delivery. Esto implica, que si de golpe estamos preparando una fiesta, o sólo queremos celebrar una ocasión especial, podremos encontrar desde vino, cerveza, gaseosas y café, desde la misma plataforma. Es más, incluso farmacias y supermercados se sumaron a la tendencia en estas plataformas, permitiendo conseguir casi todo lo que se busca sin tener que salir de casa.

Es que además, la existencia de plataformas web como la de PedidosYa ayudó y mucho a los comercios, ya que gracias a su sistema ya establecido de delivery, cada vez más locales, pero sobre todo un número cada vez más incipiente de personas se fueron sumando a este tipo de comercio electrónico, alcanzando al menos a 300.000 personas. Se trata de un incremento que lejos de bajar, seguramente continuará creciendo hasta alcanzar valores insospechados, sobre todo si la pandemia se alarga en el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.