person in red and black plaid long sleeve shirt using black laptop computer

Según un nuevo estudio del Growth Lab de Harvard, existe un vínculo directo, de causalidad, no de correlación, entre los viajes de negocios entrantes de un país y su crecimiento económico. Cuantos más viajeros de negocios recibió un país, mejor le fue a sus empresas industriales y más subió su PIB. Por lo que los viajes de negocios hacen mucho más que solo llenar la mitad delantera del avión.

Los autores del estudio atribuyen este vínculo al movimiento del “saber hacer”, una cantidad que existe solo en el cerebro y se transfiere de un cerebro a otro a través de experiencias vividas, durante años de imitación, repetición y respuesta a situaciones. Es el tipo de conocimiento que no puede escribirse en un libro o definirse mediante un algoritmo, sino que debe adquirirse de otros trabajando junto a ellos.

“Mover conocimientos técnicos rápidamente implica mover cerebros”, escribieron los autores, es decir, volar esos cerebros y las personas que los transportan, al extranjero y a través de los continentes. Esto podría explicar por qué los viajes de negocios siguen siendo tan frecuentes, a pesar de ser mucho más lentos y más costosos que las comunicaciones digitales como Skype o Zoom.

Para el estudio, los investigadores de Harvard se asociaron con el Mastercard Center for Inclusive Growth, utilizando datos de las tarjetas de crédito y débito corporativas de Mastercard para realizar un seguimiento de los viajes de negocios de 2011 a 2016. Con estos datos, clasificaron a los países según el conocimiento entrante y saliente, con Alemania, Canadá, y Estados Unidos entre los principales países exportadores de conocimientos técnicos.

El equipo también creó una visualización interactiva que muestra los efectos de frenar los viajes de negocios desde cualquier país, incluidos qué otros países se verían más afectados y cómo cambiaría el PIB mundial. Si los alemanes dejaran de viajar, por ejemplo, Austria, Sudáfrica, Suiza, Nigeria y Chequia serían los más afectados, y el PIB mundial caería un 4,8%.

“Según nuestro estudio, el mundo se está beneficiando enormemente al movilizar el conocimiento en los cerebros a través de los viajes de negocios. Un cierre permanente de este canal probablemente implicaría una pérdida de dos dígitos en el PIB mundial ”, dijo Ricardo Hausmann, director del Growth Lab de Harvard, en un comunicado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.