En el 2019 la cadena inició operaciones en Perú y reportó un crecimiento de 5 veces su número de propiedades, sin embargo, ante la llegada del COVID-19, su nivel de ocupación descendió de 70% a 10% en el segundo trimestre del 2020.

Andrés Sarrazola, CEO y Co-fundador de Ayenda, explicó a nuestro medios, las medidas que tomaron para sobrellevar la crisis, y cómo proyectan ayudar a los hoteles independientes en la etapa de reactivación del sector.

Sarrazola comenta que no esperaron a que se hablara de una emergencia en el país, cuando vieron lo que estaba sucediendo principalmente en España e Italia empezaron a prepararse. “Fuimos previsivos y cuidamos nuestro recurso más preciado: la gente. Mientras veíamos como caía el número de reservas e incrementaba el número de cancelaciones, tomamos la decisión de revisar el negocio y frenar cualquier tipo de gasto, ya que sabíamos que nuestro negocio iba a ser seriamente impactado por la situación. El presupuesto fue congelado, mantuvimos nuestra nómina, y desde ese entonces hemos estado planeando la mejor manera de regresar para cuando el mercado lo permita”.

Además, hicieron cambios en la áreas de Desarrollo de Negocio y Adquisición de Talento. En Desarrollo de Negocio pararon por un tiempo la búsqueda de hoteles y decidieron brindar a los hoteleros todo el apoyo durante la cuarentena. “No necesitábamos un equipo comercial tan amplio sino un equipo que estuviera pendiente de los hoteles que ya eran parte de la cadena. También sabíamos que el reclutamiento se frenaría pero que había un excelente talento en esas dos áreas, y fue así como algunas de estos equipos se distribuyeron en otros y los reforzaron”.

El reto de generar demanda

El mayor reto que generó el COVID al sector hotelero es no tener huéspedes a quienes atender, entonces buscaron de qué manera podían generar algo de demanda para los hoteles que habían tomado la decisión de permanecer abiertos.

En ese sentido, se basaron puntualmente en 2 opciones para poder generar demanda:

  • Trabajar con gobierno: Empezaron a generar un acercamiento con el gobierno para ofrecer su capacidad de alojamiento para las necesidades que se tuvieran de aislamiento a nivel nacional, siendo la única cadena hotelera en Colombia con amplia cobertura  y con el número de hoteles para poder recibir un gran número de personas.
  • Largas estadías: Vieron que hay industrias en Colombia que era imposible que pararan por su tipo de actividad, entonces les ofrecieron la posibilidad de tener a sus empleados alojados en sus hoteles con una tarifa atractiva.

El CEO de Ayenda cree que la oportunidad de crecimiento post-cuarentena es inmensa, ya que al ser un acelerador de demanda de alojamiento pueden aportar para que los hoteles independientes incrementen su nivel de ocupación rápidamente.

Respecto a la reactivación del sector hotelero, Sarrazola comenta que los hoteles económicos van a ser la mejor solución costo-eficiente para muchas empresas en medio de la actual recesión económica. “A pesar de las circunstancias externas, de nosotros depende siempre afrontarlas de la manera correcta. Estos tres meses nos han fortalecido como compañía y tenemos ahora unas bases más sólidas en materia de calidad, tecnología y procesos para recibir a nuestros huéspedes aún mejor preparados”, concluye Sarrazola. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You May Also Like

“Nuestro principal frente de batalla es la informalidad”

El presidente de la Asociación de Restaurantes de Paraguay (ARPY), Néstor Filártiga, nos habló sobre los orígenes del gremio, sus objetivos y desafíos.

“Buscaremos una ley que regule los alojamientos temporarios”

La AIHPY eligió a Cecilia Cartes como nueva presidenta, con el fin de seguir fortaleciendo una asociación cada vez mejor posicionada, planeando estrategias para obtener mayores beneficios para todos sus socios.