turned on Hotel LED signage

Desde marzo cuando las fronteras y el aeropuerto cerraron, el 90% de los hoteles de Paraguay también cerraron sus puertas. Entre las excepciones, podemos mencionar a aquellos que a pesar de una ocupación bajísima continuaron abiertos en apoyo a huéspedes extranjeros que quedaron varados en el país ante el cierre de fronteras decretado por el gobierno.

El programa Hotel Salud, una alternativa de espacios adicionales a los albergues, trajo algo de alivio a los hoteles seleccionados. La Asociación Industrial Hotelera del Paraguay (AIHPY) fue el nexo entre sus establecimientos asociados y el Estado representado en las negociaciones por la Senatur y el Ministerio de Salud.

La incertidumbre ante una fecha de apertura de fronteras es el primer obstáculo que enfrentan los hoteleros en este intento inicial de recuperación que contempla nuevas medidas de protección, tanto para sus huéspedes como para sus funcionarios y obligan a  una necesaria reestructuración en una industria de servicios donde el contacto humano fue siempre un elemento valioso; la disminución de la demanda provocada por la pandemia y la cancelación de vuelos son otros elementos negativos para la recuperación del sector, donde el turismo interno no puede sustituir al volumen que genera, principalmente en ciudades como Asunción, Encarnación y Ciudad del Este, el turismo internacional.

Sin mucho que celebrar, el 30 de junio, día de la hotelería, la industria hotelera paraguaya se encuentra atravesando uno de sus peores momentos, sin bajar la cabeza  y trabajando en busca de una ansiada recuperación.

A continuación, transcribimos párrafos del mensaje enviado por Cecilia Cartes, presidente de la Asociación Industrial Hotelera del Paraguay AYHPY en este día:

“Hoy es sencillo entender que se ha frenado el turismo y se han cerrado fronteras tanto en nuestro país como en los países limítrofes que son nuestros principales mercados de viajeros y se estima que estaremos aislados del resto del mundo, ante la ausencia de compañías aéreas, hasta el mes de septiembre.

Viajar normalmente no se producirá hasta fin de año. Y cuando se reinicien los viajes las ventas serán en un mínimo porcentaje principalmente por el temor a la enfermedad, lo que en muchos casos no será suficiente para cubrir los costos de la operación. Las ventas serán muy lentas por causa de factor confianza (poca gente se animará a viajar) y porque aún no sabemos cómo van a comportarse las tarifas aéreas. Por lo tanto se tiene un año para la recuperación que también depende de la recuperación de los mercados y 2 a 3 años para llegar al punto en el que estaba en el 2019 (que no fue el mejor de los años)

El sector arrastra una crisis desde la caída de la economía regional en el año 2018. En el 2019 se produce un elevado porcentaje de caída en las ventas del rubro turismo por la situación de nuestros principales mercados alimentadores. De estos mercados la Argentina está en default y si el actual gobierno hace las cosas muy bien se prevé una recuperación en 3 a 5 años, por lo tanto debemos ser muy competitivos para recuperarnos, mantener la estructura hotelera y los profesionales que han quedado sin empleo hasta ese momento.En este momento nos encontramos con la pérdida total de la conectividad del país (el mercado es pequeño y depende de la demanda regional, principalmente del nordeste de Argentina para justificar vuelos de larga distancia).

Es por eso que la Hotelería conjuntamente con los demás actores del sector Turismo presenta un pedido que tiene por objeto la adopción de nuevas medidas para responder al impacto económico negativo que se está produciendo en el ámbito del turismo y para empresas y trabajadores autónomos del sector y de actividades conexas con el mismo.

Es así, que la Ley de Reactivación Turística que solicitamos, debe trabajar sobre ejes sensibles pero de impacto para la reactivación de la industria turística, la cual consideramos es la que con mayor rapidez distribuye  la riqueza a todos los sectores de la sociedad involucrados en los servicios”.

A continuación, el mensaje de la titular de la Asociación detalla temas puntuales a considerar entre las que mencionamos el pedido de revisar, corregir y adaptar la Ley 2828 del 2005 por la cual se elimina la figura de la hotelería como industria, afectando muchos beneficios que hubieran colaborado para un mejor desempeño del rubro.

El párrafo final del mensaje señala “Solo con una coyuntura que favorezca y acompañe a la situación de Post Covid- 19 podremos salir adelante pues la hotelería por sí sola no es suficiente para atraer a visitantes. Un hotel puede ser muy hermoso y atractivo, pero a este debe acompañar el destino con una propuesta y un producto para un segmento determinado.

Fuerza y coraje a todos los hoteleros para salir de esta situación y que Dios nos ayude!”

Cecilia Cartes

Dejar un comentario

You May Also Like

Atlantis Paradise Island, en etapa de multimillonaria renovación 

El resort ubicado en las Bahamas será “más grande y audaz” una vez hayan culminado los trabajos de total renovación encarados actualmente.

Accor presenta School For Change

Como líder en el campo de la hospitalidad positiva y defensor a largo plazo del desarrollo sostenible, Accor pone la Responsabilidad Social Corporativa en el centro de su estrategia general.