Un informe de la consultora Phocuswright sobre el impacto del COVID-19 en la hospitalidad de Nueva York muestra un gran desajuste entre las proyecciones de ocupación para el 2020.

En la primera proyección realizada para el presente año, en junio, la ocupación hotelera, después de pequeñas caídas, habría sido del 89% y RevPar habría caído un 3%. En la segunda estimación, la ocupación debería ser inferior al 40% (38,6%), después de alcanzar el 11% y el 12% en abril y mayo, respectivamente. Y RevPar, después de caer un 69% en marzo, y más del 90% en abril y mayo, caerá un 64% en junio, en comparación con el año pasado.

En marzo, la ocupación cayó 62% en la ciudad, la tasa diaria promedio 20% y RevPar 70%. La recomendación de no salir de casa en Nueva York llegó solo el 20 de marzo, 20 días después del primer caso de coronavirus.

Todavía hay incertidumbre con respecto al período de reapertura, aunque solo sea parcial, de los hoteles, pero al menos los nuevos desarrollos han quedado en stand by, lo que puede ayudar en la reanudación, de modo que no haya más oferta en un mercado en lenta recuperación.

Dejar un comentario

You May Also Like

Atlantis Paradise Island, en etapa de multimillonaria renovación 

El resort ubicado en las Bahamas será “más grande y audaz” una vez hayan culminado los trabajos de total renovación encarados actualmente.

Accor presenta School For Change

Como líder en el campo de la hospitalidad positiva y defensor a largo plazo del desarrollo sostenible, Accor pone la Responsabilidad Social Corporativa en el centro de su estrategia general.